Inicio Con voz propia Tres ideas de Norman Manea en “La lengua Nómada”

Tres ideas de Norman Manea en “La lengua Nómada”

por tresmilv
0 comenta
norman manea

Norman Manea (1936) es un escritor polaco instalado en Estados Unidos desde 1987 con numerosos premios y galardones a sus espaldas y siempre con una constante, la lengua.

Después de haber sido deportado durante la Segunda Guerra Mundial y haber sobrevivido al campo de concentración ucraniano de Transdniester, consiguió una beca para estudiar en el Berlín occidental. Este  hecho le permitió despegar hacia el continente americano, donde ha combinado su actividad literaria con la docencia en el Bard College hasta la actualidad.

La lengua nómada es un breve ensayo con un toque autobiográfico en el que reflexiona sobre la configuración del individuo en circunstancias adversas y el protagonismo adquirido por la lengua en dicho proceso.

Cómo curiosidad cabe destacar que este ensayo ha sido modificado y versionado por el autor, o según sus indicaciones, en función al público y a la auditoría a la que iba dirigido. No todas las adaptaciones son iguales.

1. Elemento vital de pertenencia, de nación, de patria

Norman explica la experiencia de trasladarse a un nuevo país con un nuevo idioma y cómo utilizar su lengua materna se convierte en su seña de identidad, en el elemento de ADN de su nuevo “yo”.

≪[…] que no vivía en un país, sino en una lengua.≫

≪Pero me había llevado la lengua; llevaba la casa encima, como un caracol. Ella continuaría siendo, para mí, el primero y el último refugio, el hogar inmutable de la infancia, el lugar de la supervivencia.≫

2. La contradicción de tener que escribir en otro idioma las palabras que salen del alma.

Muchas veces escuchamos la expresión de “ya dominas el idioma cuando, al pensar, piensas con él”. Y en parte es cierto, pero Norman expresa muy bien cuál es la sensación exacta. Puedes dominar una lengua, saber expresarte y conocer sus fórmulas, pero al final es un elemento externo a ti con el que convives. No ocurre lo mismo con tu lengua materna.

Por ello este ensayo tiene la peculiar característica de haber sido adaptado al lenguaje en el que el público lo iba a consumir.

≪Cuando hablaba del cambio de identidad lingüística, Cioran lo definía como “el infortunio más grave que le puede pasar a un escritor, el más dramático”. […] “Escribir en otra lengua es una experiencia terrible. Se refleja en las palabras, en el estilo. Cuando escribía en rumano, lo hacía sin enterarme, escribía y ya está. En aquel tiempo las palabras no eran independientes de mí. Cuando me puse a escribir en francés, todas las palabras se me imponían en la consciencia; las tenía frente a mí, fuera de mí, en sus celas, y las iba a buscar: “ahora tú y ahora tú”.≫

3. Nuestra lengua nos define individualmente.

Nos identificamos socialmente y nos expresarnos sinceramente en un lenguaje concreto. Pero también nos formamos a nivel personal a través de él. El abandono de una lengua materna por otra extranjera, la elección de expresarse en otro idioma por amor, compartir una manera de hablar con personas completamente opuestas a ti… Las decisiones que tomas en relación a la lengua con la que te manifiestas, te conforman.

≪ […] que no pertenezca a ningún país. Pienso que podría haber añadido: a una lengua sí. ≫

≪No es sorprendente que dijese que la patria del poeta es la lengua, “incluso pese a que la lengua sea el alemán y el poeta sea judío”. ≫

≪ […] la lengua de la muerte, a veces, es diferente de aquella de la vida que termina. ≫

También te puede gustar

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad